jueves, 9 de octubre de 2014

Que es el Cultus Deorum? (EN PALABRAS SIMPLES)

Que es el Cultus Deorum? (EN PALABRAS SIMPLES)
En palabras simples es Culto de los Dioses, los romanos no le tenían nombre a su religión.
El Cultus Deorum es la religión romana pagana reconstruida en tiempos modernos. Se centra principalmente en la creencia de los Dioses del panteón romano, como Júpiter, Venus, Minerva, Juno, Vesta, Vulcano, Diana, Ceres, Marte, Mercurio y Apolo. Aparte también reconoce al resto de los Dioses importantes como Plutón, Neptuno, Saturno etc. Así mismo a Dioses menores, como Flora, Pomona, Hécate, Némesis, Fauna etc. Luego están las deidades particulares de lugares, regiones o domésticas, así como los lares, los genios y manes.

La religión romana no es en realidad la misma que la religión griega o helénica, tendrán similitudes en cuanto a sus Dioses, al menos en apariencia, pero la realidad es que los Dioses romanos son Dioses significativamente diferentes a los griegos.

Por ejemplo a los Dioses romanos no se les hacen rituales ni sacrificios para aplacarlos, sino para alagarlos, ya que se considera que los Dioses son siempre benignos a los mortales y están en buena disposición de ayudarnos. El objeto de los rituales es mantener una armonía permanente con ellos, una cordialidad entre los Dioses y el hombre.

Además en un principio al contrario de lo que se cree, los Dioses romanos no tenían grandes templos de piedra, ni eran representados por hermosas y perfectas estatuas de mármol como los griegos. Los Dioses romanos en un principio y durante la mayor parte de la historia primitiva de Roma, eran Dioses agrestes, o sea del campo, no tenían ni forma ni rostro, solo eran fuerzas de la naturaleza, a los que los primitivos romanos llamaban “Numina”.

Hay que recordar que Roma no siempre fue un Imperio, sino que en sus inicios eran un grupo de aldeas que se empezaron a unir para hacer una aldea más grande para poder defenderse de las demás tribus latinas que los atacaban y robaban su ganado.

Siendo Roma primitiva como era, su religión no era más diferente que la de los celtas o los germanos, pues era una religión del campo, de los bosques. El sacerdote romano cuando deseaba hacer un ritual para conocer el designio de los Dioses, lo que hacía era retirarse a un lugar apartado, ya sea un campo de cultivos o un claro de bosque, trazar un círculo con su báculo, invocar a los cuatro elementos, y mientras permanecía dentro de ese círculo prestaba atención a lo que acontecía a su alrededor ya que la observación era lo primordial para saber que querían decir los Dioses. Y según lo que el sacerdote llegara a observar debía de interpretar esos signos en palabras que el pueblo entendiera y así saber que era lo que los Dioses querían u opinaban respecto a la consulta que se les había hecho.

La religión romana es así de simple, lo que se busca es entablar buenas relaciones con los Dioses para que ellos nos den sus favores, que siempre están dispuestos a ayudar al hombre, no son Dioses celosos ni caprichosos, sino más bien amorosos, aunque cada uno tiene su carácter en particular y está en disposición de ayudar, pero dan mejor resultado si es en el ámbito en que ellos son los reinantes… es decir yo no le puedo pedir al Dios de la guerra, Marte, que me ayude a conseguir un buen trabajo, es verdad que puede ayudar, pero el mas indicado sería Mercurio, Dios del comercio, o a Vulcano en el trabajo diario, pues es el Dios del trabajo manual, como la forja de los metales.

Así cada Dios tiene siempre voluntad de ayudar al ser humano, pero al mismo tiempo cada uno tiene su especialidad y trabaja mejor en ella.